actividades



    histórico

      Buscar
    
 
 

Calendario de actividades

 
 

Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma

El único centro que la JAE tuvo en el extranjero fue la Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma (EEHAR), dedicada a la excavación e investigación de los restos del imperio romano. Fue a la vez un ejemplo de la cooperación de dicha institución con el Institut d’Estudis Catalans (IEC), creado en Barcelona en 1907.


José Pijoán, secretario del IEC, había abogado diversas veces por la creación de una Escuela de Historia en Roma, idea que también sopesaron la Academia de la Historia y la JAE. El proyecto dio su fruto en 1910, cuado la Junta abrió sus primeros centros, entre ellos el Centro de Estudios Históricos (CEH), del que dependería aquélla, y por decreto de 3 de junio se constituía la EEHAR. Ramón Menéndez Pidal, como director del CEH, asumía también ese cargo en la escuela, pero permanecía en Madrid, por lo que se encargaba la secretaría a Pijoán. Se nombraban también los cinco primero becarios y se establecía la sede en el Palazzo de Mitserrato, gracias a las gestiones de la Embajada Española en el Vaticano y la Junta de la Obra Pía.


En sus primeros años la escuela pasó por tiempos difíciles debido a su escaso presupuesto, a que Pijoán la dejaría en 1913 para ir a Toronto (reemplazado brevemente por Antonio García Solalinde y luego por Antonio de la Torre), y al estallido de la Primera Guerra Mundial. Apenas pudo desarrollar su labor, ni engrosar su biblioteca, y hasta su revista, Cuadernos de Trabajos, tuvo que dejar de publicarse en 1924, aunque reaparecería en 1952. Tras la Guerra Civil el centro pasó al CSIC y con el tiempo ha ido creciendo su importancia en los proyectos de excavación arqueológica, principal dedicación de la institución. Entre ellos destacan los realizados en el templo de Gabii, en la década de 1950, y en Tusculum ya a partir de los años noventa.